Inicio Opinión Acerca de la legislación de prensa en Colombia

Acerca de la legislación de prensa en Colombia

15
0
Compartir

Por: Jarbey Palacios, Dona Londoño, Gustavo Atilano.

Este texto, relata nuestra visión general frente a las temáticas presentadas en el aula de clase con relación a la jurisprudencia y normas constitucionales reglamentarias que hablan del ejercicio del periodismo en Colombia.

Con base en la constitución política de 1991, debemos decir que el artículo 73, explica el reconocimiento que se le da a la profesión de periodista, pero que en la práctica no se refleja por la ausencia de garantías plenas en temas de salarios justos, servicios de salud eficientes y sobretodo en ejercer la profesión como un derecho exclusivo en los medios de comunicación, solo para los que obligatoriamente han pasado por la universidad.

Así mismo, el artículo 20 de la actual constitución nos enseña que la libertad de expresión y el derecho a la información que se le otorga a todos los ciudadanos, es en muchas veces mal interpretado por quienes usan las redes sociales para enviar mensajes de odio, insultos, injurias, amenazas y calumnias, las cuales son delitos penales, conductas no propias de un verdadero comunicador social que aplica la imparcialidad, equilibrio de la información y verificación de los hechos que se registran sin dar crédito a las noticias falsas.

Del mismo modo, la constitución en el artículo 21 nos enseña como periodistas a respetar la honra y el buen nombre de todos los ciudadanos por cualquier medio masivo de comunicación sin importar que tipo de persona sea la que estemos entrevistando o investigando.

También, el articulo 15 de la constitución nos aclara, el respeto a la intimidad, como el derecho que tiene toda persona y la cual no podemos violar a la hora de registrar imágenes de video, fotografías o audios sin previa autorización o al increpar a alguna persona con preguntas que pasen la línea de lo privado o lo más íntimo sin su previa autorización.

Además, aprendimos que, en el ejercicio del periodismo, tenemos la oportunidad de solicitar por escrito información de instituciones y organismos públicos o privados, por medio de un derecho de petición, el cual está contemplado en el artículo 23 de la constitución del 91, dándonos la posibilidad de recibir y acceder a la información en un término de 10 días hábiles como máximo.

Por otra parte, aprendimos en esta materia acerca de la tutela que igualmente es un derecho contemplado en el artículo 86 de la constitución del 91, la cual nos dice que es un recurso procesal, ágil y consecuente que debe ser coherente, que es novedoso para no cometer desmanes o desviaciones de los derechos propios de los ciudadanos y el cual muchos legisladores han querido tumbar presentando proyectos de ley en el Congreso de la República.

De igual manera, aprendimos que el proceso sumarial o preferente sumario es una acción inmediata que consiste en una respuesta de carácter apremiante y de obligatorio cumplimiento.

Sin embargo, pudimos profundizar con referencia al derecho que tienen los ciudadanos a la réplica para responder a un juicio, pues es un derecho de gente, natural que refuta o contradice lo dicho y debe ser una actitud ética o de costumbre de todo periodista; es decir, que todo buen periodista o dueño de medios debe aplicar lo discrecional que significa lo discreto a la hora de informar.

Por ello, es importante decir que todo buen periodista debe mantener su credibilidad a través de su ética dándole la posibilidad a ambas partes para el derecho a la réplica y aunque no es obligatorio para los medios, jurídicamente lo debe ser para el periodista para no incurrir así en el sensacionalismo.

De la misma manera, aprendimos que el derecho a rectificar es propio de todo periodista y tiene que ver el rectificar con el corregir lo que está mal dicho como derecho que tiene todo ciudadano, en otras palabras, la rectificación es informar lo correcto argumentar como lo expresa libremente el código penal colombiano y el sistema democrático pluralista.

A su vez, aprendimos que todo periodista debe tener en cuenta la aclaración que es aclarar lo confuso y que la réplica puede ser directa o indirecta, en donde el periodista o dueño de medios debe ser imparcial entre los dos actores en cuestión a la hora de debatir un tema complejo o de transcendencia nacional.

También es bueno agregar sobre la importancia que tiene el ejercicio del periodismo en nuestro país a la hora de replicar para nunca olvidar las características que esta nos exige y que tiene que ver con la subjetividad, que hace parte de la naturaleza humana y que afianza el derecho a la información.

De acuerdo con el Derecho Internacional Humanitario en el ejercicio periodístico, dado en clase, los periodistas de los medios de comunicación que trabajan en zonas de guerra enfrentan muchos peligros. Por esta misma de su trabajo, están expuestos a los peligros inherentes a las operaciones militares.

En el artículo 79 que es Medidas de Protección para los periodistas, relata que se realizan misiones profesionales pero peligrosas en las zonas de conflicto armado, pero serán protegidos como tales a la conformidad con los convenios y el presente protocolo a condición de que se abstengan de todo acto que afecte a su estatuto de persona civil.

Por lo tanto, quiere decir que todo periodista que efectué misiones peligrosas, gozará de una protección que el Derecho Internacional Humanitario le concede, de este modo el periodista queda protegido, como persona civil, tanto contra los efectos de las hostilidades.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here