Inicio Opinión Sismoresistencia en Colombia

Sismoresistencia en Colombia

18
0
Compartir

Por: María José Vergara González
Programa: Ingeniería civil

En el tema de construcción, hoy día se ha visto en la necesidad de cambiar las normas e incluir los avances tecnológicos que permiten corregir problemas que se han evidenciado en los últimos años en el mundo entero.
Colombia no es la excepción, nuestro país debe adaptarse a los avances, nuevos materiales y procesos de construcción para afrontar la sismicidad.

La gran mayoría de víctimas de un terremoto siempre son de construcciones y edificaciones, es por eso que se ha creado un código que se debe aplicar a la construcción.

La prioridad de estas normas de sismoresistencia es proteger la vida humana ante un posible terremoto, sismo, maremoto, derrumbe, etc.

Actualmente nos damos cuenta que en el pasado en este país, la construcción y edificios no tenían una adecuada estructura para enfrentar un evento sísmico. Por el contrario estas obras eran construidas bajo un interés mínimo de materiales y técnicas de construcción de baja calidad, restándole acero y concreto, los cuales son materiales que le dan la solidez a la estructura.

Se puede decir que el 80% de las casas, edificaciones y demás obras que hay en Colombia no son construidas con medidas sismoresistentes, eso significa que si en Colombia ocurre una catástrofe natural, esta va a provocar destrucción masiva de vida y el país quedaría devastado y para poder recuperarse necesitaría años y años, en pocas palabras nos pasaría los mismo que Haití.

Debemos entender, que esto no quiere decir que si los ingenieros usan las normas de sismoresistencia en sus construcciones estas nunca van a caer o no van a tener algún tipo de daño, lo que esto busca es que en caso de alguna emergencia las personas puedan salir a tiempo y evitar ser devastados por alguna catástrofe evitando que queden personas atrapadas o que no puedan salir, ya que estas construcciones se demorarían más tiempo en caer o no caerían en su totalidad.

A menudo se ve en las noticias, edificaciones que se caen en nuestro país, dejando un saldo de muertos y de costos exorbitantes, es quizá porque los constructores han burlado las leyes de sismicidad que se han acordado para las nuevas construcciones, pero se les olvida que con la naturaleza nadie puede.

Cuando se diseña y se construye una edificación que no cumple con las normas legales, con las especificaciones técnicas que se piden en los códigos, lo que se obtendrá será una trampa mortal, porque seguramente los materiales no son de calidad, le recortan al presupuesto de la obra y ni existe una adecuada supervisión durante la construcción, que garantice un buen resultado de la misma.

Ningún lugar del planeta esta excepto de sufrir una catástrofe natural, y por supuesto Colombia no será la excepción, ya que es considerado un territorio tectónicamente activo, pues está localizado en puntos del continente de américa, donde convergen placas tectónicas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here