Inicio Opinión HAMBRE DE PODER: EL PODER DE LA GLOBALIZACIÓN

HAMBRE DE PODER: EL PODER DE LA GLOBALIZACIÓN

61
0
Compartir

Por: Cristian Torrente y Adriana Veloza
Tercer semestre
Comunicación Social

Tras el lanzamiento de la película Hambre de poder (The founder) el día 5 de agosto del 2016, dirigida por John Lee Hancock y Robert D. Siegel, nos sirve como soporte a la idea que cada día y cada año que avanza, el ser humano con ayuda de su ambición y tecnología se cumple lo que Marshall McLuhan nombró “Aldea Global”.

La película trata acerca de cómo los hermanos Mac (Maurice) y Dick (Richard) McDonald’s sin afán de expandir su famoso restaurante Mc Donald´s y por la lucha de la calidad en lugar de la cantidad, dejan que entre a su territorio Ray Kroc quién llega como un arma de doble filo, a cambiar la vida de los hermanos McDonald’s.

Teniendo en cuenta que esta película se encuentra ambientada en los años cincuenta y sesenta, se puede apreciar una visión acerca del comercio y los primeros puntos de ventas de dicha época. También deja relucir evidentemente que en el mundo de los negocios hay varios aspectos, como la falta de moralidad. Otro es cuando se aplica el concepto de que “las ideas no le pertenecen a quien las crea sino a quien las engrandece”, otro aspecto es el poder del marketing en la sociedad.

En el mismo sentido Ray Kroc comprendió muy bien el poder del marketing, en específico el poder de la imagen como generador de cambio en la sociedad; darle identidad a su marca por medio de una imagen que le diese sentido de pertenencia a las familias y aún más a una nación, fue lo que provocó el éxito de Mc Donald´s.

Podemos decir que muchas veces en la sociedad existen imaginarios colectivos establecidos en cada sociedad, sin embargo, la globalización ha generados una constante maleabilidad en las culturas, puesto que se puede decir que día a día hay “algo nuevo”, que provoca un gran impacto, a tal punto de viralizarse. Y sin lugar a duda la imagen es el mayor detonante de esto.

Ahora, si logramos sintetizar este concepto de imagen como factor principal para afectar de buena o mala manera a una sociedad y a su cultura, podríamos llegar a crear movimientos, así como lo hizo Ray Krocs con Mc Donald´s, para conservar nuestra cultura y que esta no se vea tan afectada por la globalización.

En Colombia estamos sufriendo de rupturas en nuestra cultura, la globalización, las redes sociales, la imagen futurista (que no son malas), han generado una división social entre milenials y personas mayores, lo cual a llevado a que se adopten imaginarios diferentes que crean una distorsión en la cultura, en la imagen de nuestras raíces y en la importancia de ella para nosotros como colombianos.

En contexto con la industria colombiana podemos evidenciar el caso de Juan Valdez, de marcas como Totto han generado una imagen fuerte en nuestro país que se ha dado a conocer por esta. En muchas partes del mundo Colombia es conocido por su buen café que lo representa un campesino, cafetero (Juan Valdez).

Es tan grande el poder que tiene la imagen como generador de cultura que varios artistas como Carlos Vives, Carolina Cruz optaron por crear empresas y expandirse nacional e internacionalmente. Estas con el motivo de dar a conocer la cultura colombiana en imagen.
En conclusión, la lección que nos deja la película Hambre de poder (The Founder), es que el poder que tiene la imagen y hacer que esa imagen se un ente en el cual una comunidad se sienta identificada, puede provocar grandes cambios en el comportamiento de ellos, lo cual genera cultura. Y si sabemos enfocar muy bien esa influencia, no habrá límites para los resultados que se puedan obtener.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here