Inicio Opinión EL GANADOR

EL GANADOR

55
0
Compartir

Por. Yeraldin Tobías Herrera y María Angelica Álvarez
Tercer semestre
Comunicación Social

La historia del fundador de McDonald nos reveló que las ideas no son de quien las tiene si no de quien las ejecuta; es así como McDonald paso de ser un simple restaurante de comidas rápidas, a convertirse en una de las marcas más exitosas de la industria alimentaria y, curiosamente, de la industria inmobiliaria, teniendo como eje central al empresario Ray Kroc quien antes de ser propietario de McDonald, se encontraba en aprietos económicos.

La situación de Ray no era fácil, sin embargo, en medio de las dificultades, se mantuvo firme en la búsqueda exhaustiva de una mejor calidad de vida. Es así como inició su recorrido de intento tras intento, hasta encontrarse con una idea no propiamente suya, que lo pondría en la cúspide del éxito empresarial.
Para la década de 1950 conoció a los hermanos Mac y Dick McDonald que para entonces dirigían uno de los establecimientos más populares de San Bernardino en California E.E.U.U., de donde nace la idea de McDonald, la cual trata de la producción en cadena de productos alimenticios de fácil preparación a una velocidad que lograra llevar el producto final al cliente en menor tiempo del que normalmente se espera. En eso consistía el sistema que habían ideado los hermanos para preparar una comida de calidad.

Los hermanos McDonald formaron a sus trabajadores, preparándolos para la estructuración y operación de un concepto diferente que consistía en que las personas pagaban el producto y de manera inmediata lo recibían. Ray Kroc al percatarse del potencial sistema de los hermanos McDonald, los convence de que le permitan ser parte de su negocio, lo que dio origen a una sociedad entre ellos.
Tras conocer a un financiero muy hábil y con amplio conocimiento del modelo de franquicias y bienes raíces, Kroc lo convirtió en su aliado y siguiendo sus concejos y métodos estratégicos fue comprando terrenos donde levantar futuros establecimientos de la empresa. Es así como, de una forma acelerada la Marca se había posicionado en diferentes sectores del estado de California logrando generar lo que en términos empresariales se conoce como “Good Will” despertado el interés de muchos que estarían dispuestos a comprarle a Kroc una franquicia. La participación en acciones de Roy sobre la potencial empresa, llegaron a superar a la de los hermanos McDonald, llevándolo a comprar la totalidad de las acciones y convertirse en el único propietario principal de McDonald.

Roy, hizo de McDonald un exitoso modelo empresarial que combina los bienes raíces con la industria alimentaria, adquiriendo múltiples propiedades a nivel mundial. ¿Pensaría Ray Kroc alguna vez que en Colombia habría presencia de sus restaurantes? ¿Más increíble aun, que llegaría a una ciudad como Montería y que dos estudiantes de Comunicación Social estarían escribiendo esta reseña mientras toman un McCafe? Creo que no seria tan especifico, pero lo que, si alcanzó a presenciar Kroc, fue la increíble expansión de su marca.

La historia de McDonald es una muestra esencial de cómo influye la cultura audiovisual en la consolidación del éxito empresarial y, si hablamos de imagen, estamos hablando de comunicación. Específicamente del impacto que genera el buen nombre, la reputación y la divulgación de este a través de los medios audiovisuales que se emplean en las campañas publicitarias, logrando despertar el interés en los consumidores. Las personas al ver el logo de McDonald, simple pero efectivo; una letra “M” con un color amarillo reluciente que logra llama la atención y generar recordación, tanto en adultos como en niños.
Recordemos que la letra M es regularmente una de las primeras letras que un niño pronuncia, es así como la marca McDonald toma auge, sin notarlo el consumidor genera impresiones o sensaciones externas que le permiten captar, elaborar e interpretar el mensaje que se pretende difundir, ya sea por imágenes sonidos, lo que es conocido como percepción audiovisual . Quizá este fenómeno, en el que interviene directamente la comunicación constituya en gran parte el éxito de McDonald.

Por otro lado, es preciso considerar que la historia de McDonald en lo que respecta a los hermanos, es un ejemplo vivo de por qué se deben ejecutar las ideas y avanzar en su desarrollo, en lugar de esperar que venga alguien más sagas o sencillamente dotado de mayor experiencia, termine explotando y apropiándose de todo lo que esta idea contiene.
Si tienes una idea de negocio trabaja en ella con una actitud positiva y ganadora, se pueden buscar aliados, pero lo importante es trabajar en igual ritmo y perseverancia; si no te preparas no notaras en qué momento tu idea dejará de pertenecerte para convertirse en la propiedad de otro.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here