Inicio Opinión Ojo, algo está pasando en las familias

Ojo, algo está pasando en las familias

192
0
Compartir

Por Olga Castaño Chávez

Estadísticamente se traduce que en Córdoba se atienden dos intentos de conductas suicidas diariamente y son 439 los casos que han ocurrido en lo que va corrido del año, pero lo verdaderamente alarmante es que el 60 por ciento de estos casos son cometidos por adolescente, en su mayoría menores de 24 años.

¿Qué está pasando para que esta conducta aumentara significativamente en el departamento?

Entendiendo que el suicidio es el acto deliberado de quitarse la vida porque “algo” causa dolor y la persona quiere evitar seguir sufriendo, evitar sentir y escapar de la realidad, pero ese “algo” que le causa dolor no es físico, es un dolor emocional que no es fácil de visualizar, lo cual genera depresión.

La cifra es evidentemente alarmante en jóvenes, nos invita a dar una mirada de lo que está pasando en el núcleo familiar, cuáles son los valores que se están inculcando, cuál es el clima que se vive en una familia  y cuál es el cuidado que esta le ofrece a sus hijos.

El índice es preocupante, este tema deja de ser un tabú de estratos y pasa a ser una realidad que enfrentamos todos. Para la psicóloga Dinora Santodomingo, la falta de comunicación entre padres e hijos es la causa primordial de esta ola suicida. “En una casa vemos que los padres y los hijos son dos mundos apartes, como padres deben conocer el lenguaje de sus hijos y estar en constante comunicación con ellos”.

La familia debe ser el ente principal para el desarrollo de un joven, los padres deben sopesar los tiempos de calidad, donde puedan conocer a sus hijos, sus debilidades y fortalezas. También hay que reconocer que el colegio es un ente importante dentro de la formación, pero no es el principal protagonista de este problema. Sin embargo, saber escogerlo es muy importante, donde no deje de lado la formación de valores y afiance lo enseñado en casa.

De igual forma, como en el núcleo familiar en las escuelas también hay que revisar donde están sus debilidades, deben hacer un diagnóstico de cómo se está evidenciando el desarrollo del estudiante y fomentar valores que ayuden al mejoramiento de la comunicación, del clima familiar e interpersonal, donde el objetivo sea tratar de vincular más a los padres con los hijos.

En ocho meses se han registrado 34 suicidios, cifra bastante elevada y de los 439 casos de intentos 119 son reincidentes, lo que deja prendidas las alarmas de las autoridades para actuar inmediatamente con estrategias de prevención, desde las familias hasta las escuelas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here