Inicio Sin categoría Recetas de amor para las galletas de limón.

Recetas de amor para las galletas de limón.

835
0
Compartir

Luisa Reino

San José del Quemado.

Sentada en su mecedora de teja, en el patio de su casa, al lado de su esposo (Rubén Furnieles), rayando coco para preparar sus famosas galletas de limón y panochas de coco, “Niña dora’’ describe los momentos de su infancia y la historia de su ‘trascendencia familiar’.

Desde pequeña, cuando tenía aproximadamente 12 años, siempre que salía del colegio, me desplazaba hacia dónde mi tía (Marthica) y la ayudaba a preparar las galletas que ella vendía, que por cierto las de coco siempre han sido de mis favoritas manifestó “Niña dora” con la sonrisa en su rostro.

Las galletas de limón y panochas de coco, son algo que siempre ha caracterizado a la familia de ‘Niña dora’ es por esto que son tan famosas en su corregimiento y deseadas por más de uno.

En sus comienzos, ‘Niña dora’ se sentaba todas las tardes con su tía (Marthica) y veía como las preparaba,  mientras que esta le contaba sus anécdotas de como aprendió a prepararlas con su abuelita (Mami yuri) y todo el tiempo que esta duró para decirle su secreto de preparación, que por cierto fueron más de 20 años.

“Niña dora” muy intrigada todos los días esperaba que su tía (Marthica) le dijera este gran secreto pero esta le decía que aún estaba muy pequeña para poder entenderlo.

En principio su madre, Ana María Muñoz, no estaba de acuerdo con que  “Dorita” como le decía de cariño, se fuera todos los días para donde su tía a ayudarla, ya que esta tenía que cuidar a sus hermanos mientras que ella salía a trabajar.

A ‘Dorita’ no le gustaba ver a su mamá trabajar, ya que le tocaba hacer aseo en casas de familia, entre cosas que salían en su ‘rebusque’ de día a día.
Es por esto, que ‘Niña dora’ decide hablar con su tía (Marthica) y expresarle que ella podía vender las galletas en todo el corregimiento y se llevaba a sus hermanos para así poder ayudar a su mamá en lo que más pudiera y no tuviera que trabajar tanto.

Y fue así, como todas las tardes ‘Niña dora’ salía con sus hermanos y se iban a vender todas las galletas y tener un sustento más en su casa.
Con el pasar de los tiempos su tía (Marthica) empezó a sentirse muy deteriorada de salud y decide contarle el ingrediente secreto a su sobrina, que por cierto estaba triste por la salud de su tía, pero a la vez feliz por conocerlo.

“Todo lo que hagas, hazlo con amor y así tú sazón será diferente al de los demás” le expresó su tía con una grata felicidad en su rostro.

‘Niña dora’ no podía creer que por fin después de tanto tiempo su tía, (Marthica) le dijo el gran secreto familiar, y ahora si podía preparar las galletas de limón y panochas de coco con el gran ingrediente del Amor.

Lastimosamente tiempo después, su tía (Marthica) falleció por un infarto y fue así como el “negocio” y el secreto familiar le quedó completamente a ella.

Actualmente, ‘Niña dora’ tiene 60 años, sigue totalmente dedicada a vender sus galletas de limón y panochas de coco, y con el transcurso del tiempo este ha ido creciendo aún más.
Semanalmente le encargan cientos de pedidos debido a la trayectoria y el reconocimiento que estas han tenido.

Hace 15 años conoció a su trabajador de confianza (Guillo) que es la persona que la ayuda a asarlas y distribuirlas, ya que por su edad no puede.

‘Niña dora’ no quería que su ‘Secreto de amor’ se quedara hasta su transcendencia, fue por esto que esperó el momento exacto para poder  decirle su gran ‘secreto de amor’ a Guillo ya que este  ha sido su hijo como ella lo manifiesta, que siempre ha estado ahí para ayudarla en todo momento.

Por eso, recuerden. Todo lo que hagan, háganlo con amor. Palabras sabías de la trascendencia de ‘Niña dora’.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here